jueves, 31 de diciembre de 2009

AJUSTE Y REPARACIÓN DE UNA DIRECCIÓN (Segunda parte)

RÓTULAS

Las rótulas se pueden ajustar por medio de unas arandelas separadoras que llevan para este fin. Quitando arandelas se ajustan las semicazoletas esféricas. Si ya se han quitado todas las arandelas y la rótula sigue teniendo juego se puede hacer dos cosas.

Primero recargar la bola con soldadura y un experto tornero nos las volverá esféricas a la medida que deseemos para el ajuste, con las arandelas y la bola rectificada se puede ajustar. Si persiste el juego también se puede recargar, con soldadura y mecanizar las semicazoletas con máquinas de electroerosión y así conseguir el mejor ajuste.

Segundo, existe la solución de buscar rótulas (bolas) en el mercado, nuevas o usadas, que se nos adapten, ya sea la bola o el cono y la otra parte retocarla en el torno.

También se podrían hacer las adaptaciones de modelos aplicados en coches antiguos, que como se ve en los dibujos, con los muelles y las tuercas que llevan incorporadas se ajusta a la dureza deseada.















Una solución más drástica consiste en buscar una rótula nueva (completa) del mismo tamaño, de un fabricante de repuestos o bien de una marca de tractores; se sierra la barra cilíndrica junto a la rótula, se hace dos buenos chaflanes a las barras cortadas, se suelda correctamente la rótula nueva y se quita el sobrante de material. La reparación queda perfecta, sin juego, puesto que se trata una pieza totalmente nueva. Si se hace con cuidado la reparación no se nota, garantiza el buen funcionamiento del tractor incluso para trabajar, pero no respeta los elementos originales de vehículo.

Si se desea tenerlas engrasadas y que no entre el agua, se puede conseguir guardapolvos nuevos de goma de algún coche y colocarlos.

MANGUETAS


Las manguetas que tienen juego y precisan de un ajuste, no se pueden regular. Si el juego es de varias décimas de milímetro o incluso de algún milímetro, hay que llevarlas a una rectificadora. Allí es donde las tienen que mandrinar y encasquillar, ajustando el diámetro interior del casquillo a la medida que se ha rectificado la mangueta. Así la reparación quedará perfecta. Otra posibilidad es cambiarlas por unas nuevas, si se encuentran.

Algunos tractores como los Lanz tienen componentes añadidos en la dirección, como la suspensión. Si estos están deteriorados se deben de cambiar por unos que se encuentren en mejor estado, intentar ajustar o reponer por nuevos.

Publicado en la revista de "L'associació d'amics dels tractors d'epoca del Bages" del 2009

1 comentario:

equipamiento para mecanicos en cordoba dijo...

Muy buena la explicación, más con los dibujos de los diseños!