domingo, 26 de julio de 2015

EDUARDO BARREIROS Y SU EMPRESA (2ª parte)

Al final del primer artículo que escribimos sobre la vida de este empresario Eduardo Barreiros había empezado a buscar las ayudas que no conseguía del estado Español en empresas extranjeras. Ahora veremos cómo le fueron estas nuevas iniciativas.

1960 Se realizó una asociación con la empresa alemana Hanomag y fabricaron tractores en colaboración.

1961 A partir de este año la fabricación de tractores se realizó solamente en la fábrica de Barreiros.
En este mismo año Eduardo Barreiros solicito permiso para producir turismos con motor diesel, después de muchas dificultades consiguió que su motor EB-55 lo montaran muchos taxistas.

1962 La empresa empieza a no vender al mismo ritmo y busca aliados como  la empresa alemana de coches Carl Borgward, ambos fabricaron los camiones Azor y el Súper Azor. Las ventas siguen disminuyendo y por consiguiente su sistema financiero se resintió, Eduardo Barreiros busco nuevos socios en el extranjero, como General Motors, que le ofreció comprar la empresa pero Eduardo Barreiros lo rechazo.

1963 Barreiros Diesel vendió 4.396 camiones y Pegaso (ENASA) 6.119. La empresa estadounidense Chrysler, firmo un contrato de colaboración, en el que compraba el 40% del capital a Barreiros Diesel y le pagaba mil cien millones de pesetas (1.100.000.000 pts) ( 6.610.577€). Se fabricarían vehículos Chrysler y camiones Dodge en España.

1964 Volvieron a firmar acuerdos con Chrysler en el que adquiría el 35% de Barreiros Diesel por un capital de dieciocho millones de dólares (12.725.452€ valor julio 2011)  y tendría una opción de compra sobre otro 5% de las acciones, por una cantidad de dos millones de dólares (1.413.828€ valor julio 2011). Aquí es donde Eduardo y sus hermanos prácticamente venden su empresa, ya que todas las decisiones pasan por Chrysler y dependen totalmente de ella. En ese momento tenían una fábrica de dos millones de metros cuadrados en Villaverde, que fue ampliada para la fabricación del Dodge Dart y el Simca 1000.
En ese año, Eduardo Barreiros apareció en el diario The New York Times entre los  seis empresarios más importantes de Europa.

1965 Barreiros Diesel vendió 8.669 camiones y Pegaso (ENASA) 8.017.

1967 El coche Dodge no se vendió como se esperaba, era un coche demasiado grande, ruidoso y con algún problema de frenos. El Consejo de Ministros concede el aumento de participación de Chrysler en Barreiros Diesel hasta el 77%.

1968 La empresa estaba dirigida prácticamente por personal Estado Unidense y Bordegaray abandono el Consejo de dirección, Eduardo Barreiros y sus hermanos venden el resto de la empresa a Chrysler. En el contrato de venta existía una clausula en la que Eduardo Barreiros se comprometía a que durante los siguientes cinco años no podría trabajar en proyectos de fabricación y comercialización de ningún tipo de motor o vehículo. Él y su familia recibieron casi seiscientos millones de pesetas ( 3.605.769€). Eduardo Barreiros no tenía todavía cincuenta años.

1969 Eduardo Barreiros presentó su dimisión como presidente de su propia empresa. En ese mismo año compró una finca Puerto Vallehermoso de cuatro mil hectáreas situada en Castilla-La Mancha que le costó cincuenta millones de pesetas ( 300.506€). Destinó tres mil hectáreas a cultivo de cereal, mil de regadío y cinco mil cabezas de ganado. Creo un gabinete de estudio de la finca.
Pero en los siguientes años también compró las bodegas Luis Mejía en Valdepeñas, invirtió en las minas de Viana del Bollo (Orense), invirtió en la empresa de embases Interbox, y en una empresa Financiera Inmobiliaria.


1977 Liberado de su contrato con Chrysler, ofreció sus servicios como empresario independiente a Arabia Saudí y tuvo la posibilidad de trabajar en Marruecos, Filipinas, Egipto y Cuba, pero no hubo acuerdo. En este año también Eduardo Barreiros se reunió con el vicepresidente de Cuba, pero en este encuentro no llegaron a ningún acuerdo.

1978 Eduardo volvió a Cuba con su abogado y aceptó el reto de un proyecto para fabricar motores, en el que si ganaba el concurso, fabricaría motores en la factoría de Guanajay (donde ENASA ya montaba vehículos). La producción sería de doce mil motores año.

1979 Le comunicaron que tenía que fabricar un motor de seis cilindros y que uno de sus rivales a esta alternativa era Mercedes Benz. En este año tuvo un contratiempo financiero, la inversión hecha en Inmobiliaria hizo suspensión de pagos y perdió parte de su fortuna e incluso su finca de Ciudad Real valorada en cinco mil millones de pesetas (30.048.076€).

1981 Firmó un contrato con el gobierno cubano de perfeccionamiento de motores. Algunos de sus antiguos colaboradores en Barreiros Diesel se fueron con él a Cuba.

1982 Los prototipos ya estaban terminados, pero el gobierno cubano pidió a Eduardo y a Nissan someter esos motores a unas pruebas durísimas. La empresa Lloyds encargada de la pruebas, dictaminó que el motor TAÍNO-EB las había superado con creces (Taíno era el nombre de los indígenas cubanos).
También transformó los motores de los camiones rusos ZIL a gasoil.

1983 Finalmente en la fábrica que había pertenecido a Ambar Motor, se fabricaría el Taíno-EB. La factoría tenía muchas deficiencias como la iluminación, pero Eduardo la transformaría y sería considerada una de las mejores del mundo.

1989 Apareció un problema, la empresa Condiesel de Barcelona les comunicó que dejaba  de fabricar bombas en línea, preocupados por el problema, no les quedo más remedio que comprar las líneas de fabricación a Condiesel e instalarlas en La Habana.

1991 Se fabricaban bombas de inyección en Cuba.

1992 Murió Eduardo Barreiros en la Habana siendo nombrado por este país Doctor Honoris Causa de las Ciencias.

Esta es la historia de un enamorado de la mecánica y del mundo del motor, luchador y  emprendedor que  dedicó su vida a su pasión.
.
Bibliografía:
-        Internet
-        Revista Agroterra

-        Libro “Barreiros Diesel” Fundación Eduardo Barreiros.






2 comentarios:

Luis de casa castilla dijo...

Muy buen articulo,gente como Eduardo Barreiros hacen grande la historia de la automocion en España,la ultima foto me ha transladado a mi infancia.

Más que máquinas agrícolas dijo...

Fantástico.
Gracias por mantener y divulgar la historia de uno de los más grandes visionarios de una España oscura